Fueron detenidos por orden del juez Bonadio, que instruye en la causa de encubrimiento a los iraníes por el atentado a la AMIA; además, procesó a Cristina Kirchner y Héctor Timerman