uan José Vargas, padre de Natalia, la médica que murió al caer desde un parapente cuando volaba a 120 metros de altura del suelo el último viernes, puso en duda las informaciones que hicieron referencia a un posible ataque de pánico de la profesional, que habría motivado su trágica caída al vacío.

En las últimas horas, se conoció un video de los minutos previos al accidente fatal y ahora la familia pide que se recupere la cámara GoPro que ella llevaba durante el vuelo para terminar de saber que ocurrió. “En la mochila de Natalia estaba anexada una cámara que filma todo el vuelo y lamentablemente nadie sabe dar respuestas de por qué no aparece”, dijo su papá a a EcoTucumano.

“Me dio mucha bronca cuando escuche por ahí que mi hija tuvo un ataque de pánico, sobre todo conociéndola como la conocía y la verdad que investigando sobre lo sucedido, acá hay muchas irregularidades, fallas que se están cometiendo”, dijo Vargas.

La fiscal Mariana Rivadeneira solicitó el secuestro de los equipos de vuelo, en particular de los elementos de seguridad como los arneses, para intentar establecer si se produjo algún tipo de falla en ese mecanismo.

“Acá hay una cadena de cosas mal hechas, no hay ni una línea mínima que separe a la gente, el piloto debe estar pendiente de que no le pisen el parapente, que no se le crucen y todas las medidas de seguridad de la organización no están. Los asistentes de vuelos tienen que ir y fijarse que el pasajero esté bien amarrado al cinturón, es un vuelo de alto riesgo, molesta que el marco de inseguridad e irresponsabilidad es grande. No hay una ambulancia en el lugar por si hay un accidente.”, expresó el hombre.

El video, la clave

Un video en el que se ve a Natalia Vargas en los minutos previos a su muerte puede ser la clave para que la justicia de Tucumán logre determinar qué le sucedió a la médica que murió el último viernes cuando volaba en un parapente junto a un instructor.

La grabación, que fue difundida por la familia de la joven fallecida y grabada por amigos de ella, muestra el despegue de Natalia y los primeros segundos en los que vuela e inicia el descenso. En las imágenes Vargas no llevaba puesta la “pernera”, un elemento que sostiene al segundo pasajero en la silla del parapente. El padre de Natalia, Juan José Vargas, aseguró que los amigos de sus hijas notaron que “iba rara, no con las dos piernas recogidas, sino colgadas”.

Comunicado del club de Vuelo Libre Los Caranchos

En la noche del lunes, el Club de Vuelo Libre Los Caranchos, la empresa que promociona la actividad y a la que Natalia acudió para realizar parapente, emitió un comunicado en el que aseguró que “la pasajera despegó sin las perneras colocadas” por motivos que se desconocen.

“Desde el Club estamos recolectando y analizando fotos y videos, conversando con personas que estuvieron presentes en el momento del accidente y esperamos contar, a la brevedad posible, con el relato del piloto, quien aún no pudo realizarlo por la profunda crisis en que se encuentra”, explicó la empresa en el comunicado que publicó en sus redes sociales.

La empresa informó que “es la primera vez en 25 años de actividad que sufrimos un accidente grave en vuelos biplazas, y es de nuestro interés llegar a las razones que desencadenaron tan triste final”. Además, indicó que Ariel Salazar, el instructor que acompañaba a Natalia, está sumido “en una crisis de la que no puede salir”.

Poco después de la muerte de Natalia, que fue encontrada en el cerro San Javier a 200 metros de distancia del lugar en que despegó, Salazar declaró ante la Policía que la joven había sufrido un ataque de pánico, motivo por el que presionó un botón que provocó el desprendimiento de su asiento y la caída al vacío.