Faltando sólo 15 minutos para el brindis de Año Nuevo, el hijo menor de una familia de Nueva Jersey, Estados Unidos, tomó una escopeta semiautomática y asesinó a balazos a sus padres, su hermana y una amiga de ellos que estaba invitada a la cena.

El fiscal del caso, Christopher Gramiccioni, calificó el cuádruple homicidio como una “terrible tragedia”. Aunque no pudo revelar la identidad del agresor, ya que es menor edad, en una conferencia de prensa confirmó la de las víctimas: el matrimonio Steven Kologi y Linda Kologi, su hija mayor Brittany y Mary Schultz, que vivía con ellos. El otro hermano y el abuelo, que también estaban allí, lograron escapar a tiempo.

Las autoridades todavía no pudieron determinar cuál fue el motivo que desencadeno la tragedia, pero aseguraron que será tratado como un caso aislado de violencia doméstica.

Gracias al llamado de un vecino, que escuchó los disparos, la policía encontró al adolescente dentro de su casa junto a los fallecidos. El menor no mostró resistencia a la hora de su arresto.

El fiscal del caso precisó que el arma encontrada en el lugar de los hechos pertenecía a uno de los miembros de la familia.

“Todavía estamos en shock y muy tristes por lo que sucedió. Mientras los estudiantes están en sus vacaciones de invierno, la universidad está abierta para los amigos y compañeros de Brittany para recibir toda la asistencia que necesiten”, aseguró el rector de Stockton University, en donde estudiaba la hermana del asesino.