Creado en 1957, el hoy emblemático Laboratorio del Ministerio de Industria, recorrió una rica historia que lo posicionó como un referente en la región.

POSADAS. A días de realizarse la inauguración del nuevo laboratorio central ubicado en el Parque Industrial Posadas, el Laboratorio de Industria cierra un capítulo para dar paso a un nuevo período tras años de esfuerzos y dedicación.
Durante su visita al mismo en junio de 2017, el gobernador, Lic. Hugo Passalacqua, resolvió el traslado y modernización que en estos días se concretará en el predio del Parque Industrial Posadas.
La Ing. Norma Parodi, jefa del departamento del Laboratorio de Industria, con más de 41 años en el viejo edificio, ubicado en las esquina de San Martín y Tres de Febrero, comentó que a lo largo de los años, y en base a los distintos pedidos a raíz de las licitaciones públicas, analizaron desde textiles hasta zapatos, y otros tantos materiales para determinar su calidad.
El antiguo laboratorio surgido como una herramienta para la producción ligado a los tradicionales productos como la yerba mate y el té, emblemáticos de la tierra misionera, la fécula de mandioca, la harina de maíz, y hasta la rapadura, con el tiempo fueron abriendo el abanico hasta estudiar productos como la cerveza artesanal.
De esta manera, remarcó que el campo de investigación no se acotó sólo a la provincia sino que incluyó a Corrientes y también al vecino país del Paraguay.
Recordó el aporte significativo de la farmacéutica y bioquímica, jefa de laboratorio, Eglae Tognola de Gamuz; Ana María Viggiano de Zayas y el Ing. Héctor Russo; como también de los retirados Virginia Martínez de Dedieu, quien fue por 16 años de directora general de Industria, el ingeniero Pedro Enrique y Rodolfo Guillermo Kanzig, director de desarrollo Industrial, entre tantos otros profesionales que hicieron crecer el laboratorio industrial. “Todos aportaron su granito de arena para que este espacio crezca y se fortalezca como referente del sector”, remarcó.
Desde 1996 el Laboratorio de Industria y actores de las Universidades Nacionales de Misiones (UNaM) y del Nordeste (UNNE), representantes de Instituto Nacional de Yerba Mate, trabajan con IRAM e ISO elaborando normativas para la yerba mate y el té, dos productos relevantes para la economía regional y nacional.
“La certificación IRAM permitió darle una calidad específica al producto, una certificación adicional, garantizar las Buenas Prácticas de Manufactura (BPM); no es solo la norma del producto final, sino que establece requisitos para la materia prima, para la transformación primaria, estacionamiento, elaboración y envasado”, explicó Parodi.
A lo largo de 20 años se ha llevado a cabo una labor en conjunto con las instituciones involucradas en el tema a nivel regional y en ocasiones con productores de Córdoba por su aporte en cuanto a hierbas. Hasta el momento hay más de 50 normas IRAM redactadas respecto a yerba mate, que son de aplicación voluntaria y también se han elaborado normas en cuanto al té.
Actualmente el laboratorio se encuentra regido por el Código Alimentario Argentino (CAA), las Normas IRAM, el Reglamento Técnico Mercosur, Buenas Prácticas de Manufactura (BPM), INYM, SENASA, Normas ISO, Codex Alimentarius, AOAC, Normas FDA (rige en EE.UU.), normas provinciales y municipales, entre otras.
El Laboratorio Central de la Provincia de Misiones (LACEPMI) abre una nueva etapa con una marcada y reconocida trayectoria en servicios de análisis a particulares, industriales y organismos públicos, que avalan el nuevo presente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here