La página web de la AFIP publicó las nuevas escalas de Monotributo que tendrán vigencia a partir del 1 de enero de 2018, con un aumento del 28% teniendo en cuenta los parámetros de ingresos y de alquileres que sufrieron ese incremento.

La próxima recategorización deberá hacerse el 20 de enero y además aumentarán en esa misma tasa las mensualidades de los componentes impositivos, previsional y la obra social que deben pagarse a partir del primer mes del año próximo.

“Los montos máximos de facturación, los montos de alquileres devengados y los importes del impuesto integrado a ingresar, correspondientes a cada categoría de pequeño contribuyente, así como las cotizaciones previsionales fijas, se incrementarán anualmente en el mes de septiembre en la proporción de los 2 últimos incrementos del índice de movilidad de las prestaciones previsionales, previsto en el artículo 32 de la ley 24.241 y sus modificaciones y normas complementarias”, estableció a fines de 2016 la ley 27.346.

Respecto del monto en las jubilaciones, del 13,32% establecido desde el mes de septiembre, además del aumento del 12,96% que se fijó en marzo, las categorías de Monotributo se deben ajustar en un 28 %.

En tanto, el monto por obra social poseía un mecanismo de ajuste autónomo, que ahora se actualizará incrementándose a $ 536,35, para la afiliación individual y para cada una de las cargas de familia que adhieren.

El único valor que no actualizó la ley y no prevé actualizar es el precio unitario que permite estar en el Régimen Simplificado. Ese importe sigue, desde el año 2010, en $ 2.500. La falta de ajuste de este importe excluye a muchos pequeños comercios del Monotributo.